Inakaya

Inakaya

Un restaurante que he tenido la suerte de conocer recientemente y que me sorprendió es Inakaya. Aquí encontraremos un ambiente amigable y una cocina que valora sobre todo la calidad de sus productos. No es que en los demás restaurantes no se preocupen de los materiales que utilizan, en realidad es uno de los pilares de la cocina japonesa, sino que lo único que quieren mostrar es hasta donde puede llegar el sabor de un pescado, una cebolla o un espárrago. Para hacerlo lo cocinan al estilo Robatayaki, que podríamos traducir como barbacoa japonesa.


Inakaya b

Al parecer el origen del Robatayaki se encuentra en pequeños puestos costeros en los que se ofrecía la pesca del día. Con el transcurso del tiempo evolucionaron y comenzaron a ofrecer verduras y carne también.

Inakaya es el punto máximo al que ha llegado hasta ahora este tipo de cocina. Ahora ya no es una pequeña parrilla sino que es todo un restaurante, muy bien organizado de forma que sea ágil pero a la vez acogedor. En la sala encontramos una barra que rodea a los dos cocineros principales y que se encargan de cocinar los platos que elijamos. Justo en frente de los clientes se encuentran los productos expuestos, así se puede apreciar lo fresco que está todo y tentarnos a probarlo todo. A mitad camino entre los cocineros y los clientes se encuentran las barbacoas que consisten en dos rejillas, una horizontal y donde se apoyan los alimentos que se vayan a cocinar rápidamente, y una vertical donde se clavan los alimentos que necesiten una cocción más suave. Esto provoca que a menudo se junten un montón de platos a la vez y sorprende la habilidad de los cocineros para controlar los diferentes puntos de cocción.

Inakaya 2

Los cocineros disponen de una pequeña mesa donde ensartan los diferentes alimentos y les dan los últimos toques que puedan requerir, y justo debajo de la mesa hay una trampilla donde hacen desaparecer rápida pero disimuladamente las partes no necesarias de los alimentos. Pero para ocultar tanto la trampilla como las brasas de la barbacoa, el centro de la barra se encuentra elevado sobre una plataforma. Esto provoca que los cocineros se encuentren más elevados que los comensales y eso podría resultar incómodo. La curiosa solución es que los cocineros se encuentran en todo momento de rodillas, lo cual les da un aspecto de samurais y que da mucha personalidad al restaurante. Por si no fuera poco, ellos mismos se encargan de entregar los platos una vez están preparados, pero como se encuentran aislados, utilizan unos shamoji gigantes, palas para remover el arroz, y esto le da el toque definitivo a la experiencia.

Inakaya 3

Existe la opción de menú, pero como nos sentíamos confiados, elegimos nosotros mismos los platos. Sin embargo, hay que ir con cuidado ya que los platos más baratos cuestan unos 5€ y como todo es fresco del día, no hay precio fijo ni hay carta, por lo que si no vigilas puedes llegar a gastar más de 100€ por persona. Dicho esto, hagamos un repaso de algunos de los platos que ofrecen.

Inakaya 4

Este fue el primer plato y fue una verdadera sorpresa. Estos pequeños cangrejos son crujientes y sin más aderezo que una pizca de sal, se comen enteros. Tienen un intenso sabor y se los recomendaría a cualquiera.

Inakaya 5

Quiero admitir que yo nunca hubiese elegido estos pimientos ya que a excepción de los del Padrón, nunca me han gustado su sabor. Pero estos fueron los que me incitaron a escribir este artículo ya que me gustaron y mucho. Sobre su sabor solamente diré que no tienen ni rastro de amargura, lo que destacaría son sus ligeros toques dulces. A partir de aquí entendí la importancia de los proveedores y la razón de los elevador precios. Mi curiosidad aumentó.

Inakaya 6

Esta cebolla fue pincelada ligeramente con soja, pero hay que decir que el color marrón se debe a la forma que se caramelizó al cocinarse. Crujiente, dulce y nada picante. Deliciosa.

Inakaya 7

Estas setas también estaban deliciosas, carnosas e intensas, se llaman shimeji y pueden recordara las gírgolas pero solo ligeramente.

Inakaya 8

Una vieira (hotate) de tamaño considerable que combina muy bien con los platos anteriores.

Inakaya 9

Este pincho de carne es muy apreciado en Japón. Es carne de Kobe y la forma en la que está repartida la grasa hace que al cocinarla adquiera una textura extremadamente suave, cualidad que la hace extremadamente cara. Lamentablemente a mi no me gusta que la carne sea tan grasa y pienso que con este plato me equivoque, pero otras personas seguro lo apreciarán.

Inakaya 10

Este pescado rojo se llama kinki y es una de las estrellas del restaurante, por lo que os lo recomiendo. No puedo recordar otro pescado de sabor similar, así que diré que su carne es suave y que si no tenéis manías, la cabeza es lo mejor.

Inakaya 11

La mazorca de maiz en Japón es extremadamente dulce, así que el hacerla a la barbacoa le queda muy bien. Suelen pintarla ligeramente con soja.

Inakaya 12

Esta gamba es de un tamaño considerable y su carne tiene un ligero sabor dulzón. Es uno de los más populares del local, aunque también uno de los más caros.

La conclusión de esta experiencia es una muy sencilla, pero fácil de olvidar. Es importante apreciar el sabor original de los alimentos y que a veces cosas que nos parecen muy corrientes, pueden sorprendernos. Todo tiene su momento y su lugar y si lo respetamos podemos disfrutar de verdaderas maravillas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Tokyo y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s