Tajin de pollo, cordero, dátiles y nueces

El tajin (tayin, o tajine) es un horno portátil hecho de barro. Su espesor y su forma cónica característica lo hacen un gran aliado en las cocciones prolongadas. Originalmente se utilizaba sobre carbón, pero ahora se pueden encontrar tajines que se pueden utilizar directamente sobre el fuego, horno o lámparas halógenas. Incluso existen eléctricos.

Un tajin es también una especie de estofado magrebí que puede ser de carne, verduras o pescado y se prepara en la vasija del mismo nombre. En realidad se puede cocinar en una cazuela, preferiblemente de pared gruesa y con tapa, pero se pierde parte del encanto. En la cocina deben participar todos sentidos, es por eso que en Marruecos venden tajines para cocinar y otros para presentar la comida, pero cada uno es libre de hacerlo como quiera.

Esta receta es una de entre las múltiples versiones de uno de los platos marroquíes más populares. Hace poco me animé a prepararla y me gustó tanto que he querido compartirla lo antes posible.


Ingredientes:
– 4 Chuletas de cordero
– 1 Pechuga de pollo
– 2 cucharadas de miel
– 8 dátiles
– 50 grms de nueces
– 1 patata
– 2 cebollas
– 2 ajos
– 2 cucharadas de aceite
– 1 cucharadita de jengibre en polvo o fresco
– 1 cucharadita de azafrán en polvo o 3 hebras de azafrán
– 1 cucharadita de canela
– 1 cucharadita de sal
– pimienta al gusto
– 1 vaso de agua o caldo de pollo

Preparación:
Poner la cebolla y los ajos en un cuenco cortados bien finos. Ponemos el aceite, jengibre, azafrán, canela, sal y pimienta y mezclamos todo bien. Ponemos el cordero, el pollo y un poco de agua o de caldo y lo dejamos marinar un par de minutos. No hace falta dejarlo más porque al ser una cocción larga, los sabores tendrán tiempo suficiente para crecer juntos. Ahora lo ponemos todo junto dentro del tajin y acabamos de poner agua o caldo para que justo cubran los ingredientes.

Ahora ponemos las patatas, dátiles y nueces ordenadamente ya que una vez inicie la cocción ya no lo volveremos a tocar hasta que este el plato acabado, la presentación será al gusto del cocinero. Finalmente ponemos la miel por encima.

Ahora ya podemos cerrar la tapa y dejar cocer a fuego lento una hora. El fuego debe ser suave porque hace que los ingredientes conserven mejor sus propiedades y se mezclen los sabores mejor, pero también porque la base del tajin es muy baja y se podría salir todo el caldo, cosa que descubrí gracias a unas impresionantes llamas que salieron por todos lados. Divertido, pero no os lo recomiendo.

Este es un plato de sabor excelente que podéis acompañar con cus-cus ya que el caldo que queda está igualmente delicioso.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Recetas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 Responses to Tajin de pollo, cordero, dátiles y nueces

  1. Lorelai dice:

    Que mantel tan chulo!! La comida tambien pinta bien!

  2. jazzmic dice:

    Gracias por lo del mantel… supongo… El tajin estaba buenísimo, ya lo voveré a hacer!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s