Hiyashi Chuka

Con el verano llega el calor y a veces se hace difícil pensar en lo que vamos a comer. Por suerte existe platos para todas las situaciones y este resulta especialmente ideal cuando nos apetece algo delicioso y refrescante a la vez.

Este plato consiste en una base de fideos que se sirven templados o incluso frios y estos se cubren con ingredientes que podrían ser una ensalada. El truco está en que todo combine muy bien y aderezarlo de forma que siga resultando ligero y refrescante.

Como muchos otros platos japoneses basados en los fideos, este plato es de origen chino. La diferencia consiste en los ingredientes y que se utiliza muy poquito aceite.

INGREDIENTES

– Fideos tipo chuka men (alternativas a continuación)
– Jamón York o de Pavo
– Cebolla (para ensalada)
– Pepino
– Shitake
– Brotes de soja
– Beni shoga (gengibre encurtido)
– 2 Huevos
– Azúcar
– Aceite de sésamo
– Dashi (caldo de pescado japonés)
– Una cucharada de caldo de pollo (se puede substituir por agua)
– Sake de cocina

Los fideos pueden ser de ramen o incluso somen, que aunque más ligeros, son menos interesantes para este plato. La única condición es que no pueden ser instantáneos, ya que son de menos calidad y al servirse fríos no estarán a la altura.

El shitake para este plato quedará mejor si utilizamos del tipo deshidratado y lo recuperamos en un poco de dashi con una pizca de azúcar, que ayudará a que se hidrate más rápidamente. Cuando vayamos a utilizarlo, deberemos lavarlo y cortar el tallo.

PREPARACIÓN

En primer lugar coceremos los fideos y los dejaremos enfriar a temperatura ambiente o incluso en agua fria con hielo, lo que más nos apetezca.

A continuación cortaremos el shitake en tiras y lo calentaremos en una sartén con un poco de sake, dashi, agua, un chorrito de soja suave y una pizca de azúcar hasta que se evapore todo el agua. El azúcar en este caso, será preferiblemente de palma, ya que dará un sabor un tanto diferente y aportará más brillo, pero si no lo tenemos a mano, utilizaremos azúcar normal. A continuación lo dejaremos enfriar.

Ahora pondremos los brotes de soja en una olla con agua fría y lo pondremos a hervir. Cuando el agua rompa el hervor, colaremos los brotes. De esta manera los habremos cocinado pero seguirán estando crujientes.

Mientras tanto, cortaremos los ingredientes que vayamos a utilizar crudos, en este caso el jamón, la cebolla, el pepino y el beni shoga, pero podríamos haber utilizado col, zanahoria, tomate o lo que más nos apetezca. Nos interesa dar una forma de tiras a todos los ingredientes ya que en la presentación final, pondremos todos los ingredientes de forma radial sobre los fideos y cuando los comamos, todo se mezclará de forma más natural.

El beni shoga es un encurtido de jengibre que ha sido macerado en el jugo de un encurtido que se prepara con ciruela y shiso morado, de ahí su color. Su sabor es ácido y contrastará muy bien con el resto del plato. Se suele utilizar en el yakisoba y en el takoyaki entre otros platos y se puede encontrar en supermercados asiáticos.

El último ingrediente pero que es de gran importancia, es el tamagoyaki, una tortilla de huevo al estilo japonés. La forma en la que se presenta normalmente es en pequeños bloques rectangulares, pero para este plato lo cortaremos en tiras. La forma de prepararlo es batiendo 2 huevos con 2 cucharadas grandes de azúcar, una pizca de sal y finalmente una cucharada de sake que ayudará que se hinche la tortilla. Se puede utilizar mirin en vez de azúcar, pero entonces la tortilla quedará de color oscuro.

Con la mezcla hacemos unas cuantas tortillas como si de unas crepes se tratara y luego las amontonamos y cortamos en tiras.

Finalmente llegamos al aliño. Existen muchos y varían sobretodo en la proporción de los ingredientes, pero pueden incluir otros ingredientes como chiles que aportarán unos agradables toques picantes. Una buena forma de comenzar a experimentar es con 2 cucharadas de soja, 2 de vinagre (de arroz o de manzana), 2 cucharadas de azúcar, 1 cucharada de caldo de pollo (o simplemente agua) y una cucharadita de aceite de sésamo.

Como paso final, hay que montar todos los ingredientes sobre el plato. Primero pondremos los fideos y encima los demás ingredientes que hayamos preparado y cortado en tiras y los distribuiremos de forma radial, algo que como podréis observar, puede que no sea tan fácil.

Algo interesante es que podemos tener los ingredientes preparados por separado y montarlo en el último momento, algo muy cómodo sobretodo si queremos ofrecerlo a invitados, pero lo que es muy importante es no aliñarlo hasta momentos antes de servirlo.

Ahora si, ya podemos disfrutar de este plato acompañado de una bebida bien fría. Creo que el licor de ciruela (Ume shu) combina especialmente bien, pero una limonada puede resulta igualmente deliciosa!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Gastronomía y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

5 Responses to Hiyashi Chuka

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. mandarina dice:

    ¡Cuanto colorido! ¡qué lindo! Porque también se come con los ojos, 😉

  3. Lorena dice:

    Menos mal! Porfin un plato que apetece comer con estos calores!!!

  4. Pingback: Ramen «

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s