Debido al terremoto, no llegan los productos.

“Señores clientes, debido al terremoto no es posible recibir los productos. Agradecemos su comprensión.” Este es el mensaje que aparece en muchas estanterías de los supermercados por todo Japón. Dos días después del gran terremoto, los efectos se siguen notando y no hagan más que empeorar durante los próximos días.

En estos momentos todavía se suceden las réplicas, la última de unos 4 grados y eso que han transcurrido más de 48 horas del temblor principal. Aún así, por la televisión parece que la principal preocupación son las centrales nucleares, en concreto las de Fukishima, pero eso no es lo único en lo que piensa la gente. Familiares, amigos, conocidos, hay mucha gente desaparecida y muchos más refugiados. ¿Como podrá el país recuperarse? ¿Cuanto tiempo tardará? El nerviosismo se palpa en el aire, pero la población prefiere mantenerse calmada. Eso no evita que todo el mundo haya comenzado a acumular alimentos por lo que pudiera suceder. Y con razón.

Los primeros productos en desaparecer han sido alimentos cómodos como el pan, los onigiris y comida preparada en general. Imagino que la razón es que todos temían un nuevo terremoto y querían tener algo con lo que poder salir corriendo. Una de las principales quejas ha sido que aunque las bebidas han llegado rápidamente a todas las personas que las han necesitado, la comida no lo ha hecho.

Hoy domingo, y pese a que todavía padecemos temblores, el sentimiento es que el peligro por un nuevo seísmo ha sido desplazado por la preocupación de lo anormal de la situación. Quizás no haga falta huir de casa, pero quien sabe cuando los suministros vuelvan a la normalidad, así que las familias están acumulando todo tipo de alimentos.

El agua ha sido la primera en desaparecer, y aunque no hay ni anunciados cortes del agua, es algo lógico si pensamos que es la base para casi cualquier bebida o alimento. Nunca está demás prevenir.

A partir de aquí, el resto de productos han comenzado a desaparecer: carne, pescado, arroz, tofu, leche, huevos y sobretodo los alimentos deshidratados como el ramen y los famosos cup noodles. Curiosamente otros productos como las verduras y frutas frescas siguen estando disponibles. ¿Será porque la gente prefiere cargar con otros productos de mayor duración primero? No lo sé, pero es lo que he hecho yo por si acaso.

Espero que todo esto sea transitorio y que las fantásticas medidas preventivas de Japón para estos casos y el abrumador apoyo de la comunidad internacional ayuden a solucionar esta situación lo antes posible. Nadie merece pasar por esto.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Especial. Guarda el enlace permanente.

One Response to Debido al terremoto, no llegan los productos.

  1. Pingback: Cómo Afilar un Cuchillo a la Piedra «

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s